domingo, 1 de marzo de 2009

Un comienzo...


Qué difícil es empezar. Al menos a mi me resulta realmente complicado.

No sé muy bien el motivo por el que empiezo este diario. O mejor, sí lo sé.
Abro esta pequeña ventana porque tengo la necesidad de dar salida a todos los sentimientos y sensaciones que se agolpan dentro de mí. Es como lanzar una botella al océano con un pequeño mensaje en su interior. Un mensaje que dice ¡SOCORRO!

Tengo la sensación de que esta vida me está grande. La sensación de que no logro comprenderla del todo.

Quisiera desaparecer. Hacerme cada día más pequeña, ser cada día un poquito más invisible. Hasta que llegase el momento en que solo fuera aire.
Difuminarme en el cielo infinito, sin preocuparme por nada.

La verdad es que ahora sólo hay una cosa que me da fuerzas. Y es mi enfermedad. Puede parecer extraño, pero es lo único que le da sentido a mi vida. Cada mañana me levanto con la ilusión de que la báscula me de una buena noticia.
Sé que es absurdo y artificial, pero si no fuera pq deseo perder peso, no me levantaría cada mañana de la cama.

Tengo una meta, un objetivo, y eso es lo más importante que hay ahora mismo en mi vida.
Necesito que haya algo que le de sentido a mis días, algo por lo que luchar, algo que me haga sentir bien.


Quizás pienso esto solo porque es domingo. Los domingos son los peores días de la semana. Un domingo, por definición, siempre es gris y aburrido.

¿Cuándo llegará el lunes?

Estoy ansiosa porque sea lunes. Estoy ansiosa por ser feliz. Estoy ansiosa por adelgazar. Pero no estoy ansiosa por vivir. Estoy tan cansada!!


Hasta mañana

1 comentario:

  1. Estoy por iniciar un blog , llegue aqui de casualidad buscando como comensar un blog.. y me haz inspirado bastante q lindas palabras :D ! saludos

    ResponderEliminar

Yo sola no puedo...
¿Me ayudas?